miércoles, 13 de diciembre de 2017

PAPEL PINTADO COMO RECURSO DECORATIVO


Papel pintado como recurso decorativo


La decoración del hogar es como una carta de presentación en sociedad. Igual que el peinado y la vestimenta son reflejo de nuestra forma de ser, también la decoración transmite ideas de cada uno y sirve para expresar pensamientos y emociones. Decorar es armonizar espacios, elegir muebles, colores y complementos y dotarlos de una significación especial dentro de un conjunto. Y en esa combinación de elementos adquieren un papel primordial las paredes. El color y aspecto de las paredes es lo primero que llama la atención de un hogar y lo que va determinar el resto de elementos decorativos.

Para elegir el aspecto de nuestras paredes podemos optar por la pintura, pero si queremos ir más allá y dotar a cada estancia de una personalidad propia, la alternativa más recomendable es utilizar papel pintado. ¿Qué ventajas ofrece el papel pintado?

Amplitud de diseños, colores y estilos

Las empresas de papel pintado ofrecen un extenso catálogo de propuestas que se adaptan a todas las necesidades y estilos. Cada persona puede encontrar un diseño que encaje con sus gustos: cenefas, flores, formas geométricas, colores llamativos, estampados discretos o atrevidos, elementos románticos… las posibilidades son infinitas. También existen divertidas propuestas para niños. Los papeles pintados infantiles, con dibujos de animales o con los personajes favoritos de televisión, convertirán la habitación es un lugar mágico. 

Múltiples opciones decorativas

El abanico de posibilidades decorativas del papel pintado es amplísimo. No solo sirven para decorar paredes, se puede utilizar también para alegrar fondos de armario, revestir puertas y laterales de muebles, o incluso crear un cabecero de cama. 

Baños y cocinas

¿Papel pintado en cocinas?, aunque a algunas personas les puedan parecer extraño, el papel pintado se utiliza ya con frecuencia en sustitución del clásico alicatado. Los diseños con papeles pintados alegres están cobrando protagonismo y han transformado por completo la imagen de este espacio de la casa. Y lo mismo sucede en los baños, donde la decoración con papel pintado ha irrumpido también con fuerza.

Las propuestas más atrevidas de los diseñadores incluyen estampados distintos en las diferentes zonas de baño y cocina, con dibujos de utensilios, menús de restaurante antiguo, animales de granja, etc. En estos espacios, los papeles pintados que se recomiendan son los de tipo vinílico, muy resistentes y fáciles de limpiar.

Imitación de otros materiales

¿Os gustan las casas con aspecto rústico? Los amantes de este tipo de decoración también pueden encontrar un aliado en el papel pintado. No es necesario llamar a un albañil para revestir una pared de piedra; el papel pintado en ladrillo aportará al salón un efecto similar. Lo mismo ocurre con el papel pintado en madera, que simula a la perfección las vetas y texturas de ese material.

Colocación fácil

El papel pintado es mucho más fácil de colocar de lo que imaginamos. Lo importante es no ir con prisas y procurar que las tiras de papel queden rectas y perfectamente encajadas. Una ventaja importante del papel es que disimula las imperfecciones de las paredes y puede substituirse con facilidad.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...